domingo, 2 de marzo de 2014

Pregón

Desde hace tiempo mantenemos en Alcalá un debate , oficioso, sobre nuestro Pregón de Semana Santa.

Hoy entro de lleno en ese debate, porque no termino de comprender determinadas decisiones que toma nuestra Junta de Cofradías, respecto a este acto. Al mismo tiempo que estoy en contra de ese “navajeo cibernético” al que se dedican en cuerpo y alma determinados “anónimos” con el único fin de tirar por tierra cualquier cosa que de a luz el mundo cofrade alcalaíno.

Fijándonos en la fecha del pregón, sólo encuentro justificación en envolver todos los actos cofradieros que se desarrollan desde el comienzo de la Cuaresma. Esto no tiene que ser así .Puesto que el pregón debería ser el pistoletazo de salida de la Semana Santa y no el anuncio del comienzo de la Cuaresma. Además que se hagan otros pregones “menores” de algunas cofradías, asociaciones o tertulias ,no tienen porque quitarle protagonismo al gran pregón.

Este cofrade preferiría que se hiciese una o dos semanas antes del Domingo de Ramos. En cuanto al lugar me parece bien la Catedral-Magistral, aunque valdría otro recinto como es el Teatro Salón Cervantes. Personalmente prefiero el primer templo de nuestra Diócesis para vocear el anuncio de la Semana más importante de la cristiandad. 

También invitaría a una banda de música. Es cierto que el pregón no es un concierto, pero no estaría mal contar con una banda que tocase un par de marchas al inicio para dar entrada al pregonero. Durante el discurso daría libertad, al pregonero, para incluir algo de música como : alguna marcha o alguna saeta. Evidentemente lo importante es la palabra, pero la música está muy presente en la forma que celebramos la Pasión en este bendito país. Música que está muy presente en toda la liturgia católica. No es un invento de los cofrades sino una continuidad en la calle de lo que sucede en nuestras iglesias.

He dejado para el final el elemento más importante del pregón, el pregonero. En cuanto al momento de su elección , creo que debería ser en junio . Sobre todo para darle tiempo a preparar el acto con tranquilidad y porque es una época en el que la Junta de Cofradías está más descargada de trabajo. Si tuviese que decir que requisitos debería de reunir nuestro vocero, señalaría los siguientes: Ser cofrade, un gran conocedor de la Semana Santa complutense y por supuesto saber expresar ese conocimiento de nuestra pasión, que no es fácil.

Con lo dicho anteriormente, he tratado de compartir con ustedes el boceto de una opinión personal en el convencimiento que nuestra pasión y sus distintas expresiones mejoraran con el trabajo de todos. Si queremos influir hay que hacerlo en los cabildos y participando en la vida de nuestras cofradías. Sitios como Alcalá Cofrade u otros nos dan la oportunidad de opinar y compartir nuestras inquietudes, pero al final para cambiar las cosas hay que hacerlas en nuestras cofradías.

En cuanto al pregonero de este año, espero que a Don Florentino Rueda le salga un pregón que nos llegue a todos. Dicho esto, tengo la esperanza que sea una lección de catequesis, y al mismo tiempo una invitación ilusionante para participar de forma activa en la vida de nuestras cofradías. De cofrades y hermandades alcalaínas, pocos en esta ciudad saben tanto de nuestras luces y nuestras sombras como Don Florentino. 

Usted Monseñor Rueda, que sabe del cáliz amargo que hemos tenido que bebernos sorbo a sorbo muchos cofrades de esta ciudad, por la situación que han vivido nuestras cofradías. El próximo sábado esperamos que su discurso nos sepa a almíbar hecho con la mejor miel de su tierra. Suerte.

He dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario